Tabiques para el baño

Ya han llegado los profesionales. La montaña basura ha perdido la mitad de su peso, que ha ido a parar a la cuba. Por todo el piso han ido apareciendo montoncitos diversos: ladrillos, arena, cemento, etc. Y están creciendo unos hermosos tabiques alrededor de lo que será el nuevo baño. Si todo va bien, en 3 semanas la obra estará terminada. ¿Conseguiré estar mudado para el comienzo del curso?

Tabiques para el baño
Tabiques para el baño

Decidiendo cosas: Azulejos y Muebles de cocina

Más o menos tengo una idea de cómo quiero que sea la cocina. La distribución de los muebles aún no la he fijado, pero espero tenerla pensada para este viernes. Lo que tengo decidido es como van a ser los azulejos y el tipo de mueble que quiero poner. Los azulejos serán blancos y de retales. La idea la he tomado de uno de los ejemplos de cocinas de la web de Ikea, que también aparece en su catálogo. Mi idea es solo alicatar las zonas “salpicables”: una franja de unos 30-40 cms por encima de la encimera. En la zona de los fuegos irán hasta casi el techo. Con esto consigo abaratar mucho los materiales, tanto pot cantidad de metros a usar como el precio por metro, al comprar cajas sueltas de distintas tiendas de restos, que suelen ser bastante baratos. Por otro lado, al ser una composición irregular, por los distintos tamañ, grosores y texturas, los puedo poner yo mismo con cemento cola: “No están mal puestos. Son así. Queda más artístico, como más expontáneo y tustico”. Para que os hagáis una idea os pongo la foto de Ikea (señores de Ikea, si no les gusta que use su foto me lo dicen y la quito):

Una idea orginal para los azulejos
Una idea orginal para los azulejos

Para los muebles he pensado usar el cristal (vitrinas altas) y la madera natural. El modelo que me gusta de Ikea es el Solär. Aunque quizás se salga de mi presupuesto. Si no gano el concurso de Ikea, y no me llega el dinero, lo mismo me hago yo mismo los frontales. Las estructuras (los cascos como los han llamado en una tienda en la que pregunté precio) son relativamente baratos. Lo que sale caro son los frontales. Tendré que mirar si sale más barato hacerse las puertas y cajones con madera natural,  o comparlos ya hechos. Estos son los muebles (señores de Ikea, lo dicho):

Los muebles para la cocina
Los muebles para la cocina

El concurso de Ikea

Inspirado por el concurso de Ikea en el que te regalan la cocina, me he decidido por hacer un seguimiento de las reforma de mi casa. Así podré hacer partícipe a todo el mundo del infierno. ¡Si es que no se puede ser pobre! Sólo a mí se me ocurre pedir lo justito de hipoteca, en lugar de pedir para reforma, BMW, vacaciones en Cancún. De paso participaremos en el concurso, a ver si con suerte me ahorro los dineros de los muebles de la cocina.

La cocina, ¡ah, la cocina! Así es como me la encontré:

La cocina en sus inicios
La cocina en sus inicios

Ni en un piso de estudiantes de Burundi se podrían encontrar muebles más antiguos y desparejos. Pero si la vemos como la he dejado, a la mayoría le resultará desalentador:

¿Desastre? ¡Oportunidad!
¿Desastre? ¡Oportunidad!

¡Pero no para mí! Yo lo que veo es un mundo de posibilidades… ay, ay, ay.