Qué hay de nuevo, viejo?

Después de dos años vuelvo a escribir por aquí (Guau, dos años!). Lo que me ha animado a hacerlo es que hoy me ha llegado un hardware nuevo para un ordenador muy viejito. Se trata de una tarjeta de red ethernet para mi ordenador MSX. El verano pasado decidí comprarme un ordenador del estándar japonés de ordenadores de 8 bits de la década de los 80 del siglo XX. Concretamente un MSX2 de Philips modelo NMS 8255.

Philips NMS 8255 (MSX 2)

El estándar sigue estando sorprendentemente vivo y se siguen desarrollando multitud de juegos y nuevo hardware. El estándar MSX estaba muy bien diseñado y permitía ser expandido con hardware de todo tipo a través de sus slots de expansión. Es sorprendente lo que los aficionados siguen creando para estas máquinas, añadiéndoles funcionalidades que eran impensables en la época de desarrollo de este estándar. Desde que compré el MSX2 he adquirido alguno de estas expansiones.

El primero fue un cartucho Carnivore 2 de 8bits4ever. Es una auténtica navaja suiza que incluye:

  • Lector de tarjetas de memoria CF. Monta las tarjetas como si fueran un disco duro de hasta 2GB.
  • Un Mapper de RAM  de 1MB.
  • Una FlashROM de 8MB que permite cargar images ROM extraídas de cartuchos de juegos por ejemplo y ejecutarlos como si fueran el cartucho original.
  • Expansiones clásicas de sonido SCC, SCC+ y FMPAC, que mejoraban enormemente la calidad de la música que podían reproducir los MSX.

Más tarde adquirí un interfaz IDE+Compact Flash. Concretamente un clon ruso del Sunrise IDE original. Su funcionalidad está cubierta en gran parte por el Carnivore 2, pero permite conectar un disco IDE sin convertidor IDE > CF (cosa que aún no he hecho) y arrancar directamente sin pasar por ningún menú. Este lo compré sin carcasa y me hice una bastante cutre para darle algo de protección.

Hoy finalmente me ha llegado una tarjeta Obsonet 2 construida por @pablibiriss. Es increíble que un ordenador casero de los 80 del siglo XX sea capaz de conectarse a internet en el siglo XXI. Gracias a auténticos genios como Konamiman que ha desarrollado infinidad de software para este vetusto sistema.

ObsoNET2

Seguiremos informando

Modificando un pequeño amplificador Kustom Tube 12A

Buscando por internet he encontrado en varios foros de habla inglesa que la gente se dedica a modificar este pequeño amplificador híbrido: el Kustom Tube 12A. De todo lo que he leído, la modificación más sencilla es realizar un par de simples cortes para eliminar del circuito de ganancia 4 diodos encargados de hacer distorsión mediante “clipping“. No me he podido resistir y me he atrevido a hacerlo. La mejora de sonido al activar la sección de ganancia es notoria. Lo mismo me animo a añadirle un conmutador y un led para poder activar o desactivar esta modificación.

IMG_3729 IMG_3730

 

Otra vez no…

restaurando_macosx La semana pasada empezó con el disco duro del portátil roto. Mi MacBook seguía funcionando pero de una forma muy degradada. Por suerte tengo un NAS donde TimeMachine hace las copias de seguridad. Salí corriendo a encargar en una tienda local un SSD de 128GB, pero como hasta hoy no me lo traían, opté por reciclar un disco de un NetBook caído en desgracia.

¿Y que tiene de interesante esta entrada? Pues cómo pude resolver algún problema y cómo no puede resolver otros. El primero con el que me encontré fue que la copia más actualizada de Mac OS X que tengo en CD es de Snow Leopard. No pasa nada, pensé, instalo y luego me paso a Maverick. Tras unas 16 a 18 horas de restauración del equipo desde Time Machine me encontré con el primer gran PROBLEMA: Las claves de los usuarios restaurados no eran reconocidas. Por lo visto, la forma en la que se gestionan la seguridad (claves, permisos, …) cambió a partir de Lion. La SOLUCIÓN fue comenzar de nuevo la instalación y crear un usuario temporal desde el que actualizar a Maverick, pasando de restaurar mis datos de usuario. Total, se trataba de un parche temporal.

windows_on_mac

En la actualización surgió el segundo PROBLEMA: La descarga de Maverick se quedó congelada, y la aplicación de la AppStore no paraba de fallar con botones “Descargar” que descargaban, parpadeos epilépticos, etc. Tuve la mala suerte de coincidir con el lanzamiento de la actualización 10.9.2 de Maverick. Después de probar varias soluciones, me tuve que crear un nuevo usuario con permisos de administrador, usar un App ID distinto para ese usuario y entonces sí descargar la actualización de Maverick. Otra cosa que hice fue pasar de la wifi y conectar directamente al router con un cable ethernet. Como la seda.

Como sabía que tenía que pasar de nuevo por todo el proceso de instalación esta semana con el disco SSD, tuve la precaución de crearme un USB “bootable” desde el que se puede instalar Maverick. De hecho así fue como finalmente hice la instalación la semana pasada.

En fin, espero que a alguien le sirva este post para no caer en los mismos problemas.

Smultron

Smultron Logo

Hace años que uso un pequeño pero potente editor de texto para Mac OS X llamado Smultron. En su día fue gratuito y ha ido pasando de equipo a equipo gracias al maravilloso asistente de migración de Mac OS X. Ya estaba achacoso, y parece que no se llevaba muy bien con los 64 bits. Buscando una actualización que resolviera los problemas (hace tiempo que dejó de hacerlo sólo, el pobre) he descubierto que ahora es de pago. Lo he comprado muy gustosamente.

No hace mucho compré NeoOffice, para mi gusto el mejor “port” de OpenOffice para Mac OS X. RECORDAD: Hay que comprar el software y/o donar dinero a sus autores. El “pirateo” de software está mal.

Señores: me declaro en guerra

Cuando alguien dice las cosas tan claras y uno está tan completamente de acuerdo, lo mejor es no añadir nada:

Estamos en guerra contra una clase política que nos defrauda día sí y día también, que no gobierna para nosotros sino para los intereses de otros, y unos medios de comunicación cómplices y sumisos que generan una sensación de alarma general que empeora la situación.

Estamos en guerra contra una falsa Industria de la informática dirigida por botarates que siguen intentando competir con precio y comidas de tres platos, copa, café y puro en vez de con originalidad e innovación.

Estamos en guerra contra esa inmensa masa de técnicos mansos y adormecidos, que se quejan de la situación y no hacen nada por remediarlo.

Estamos en guerra contra esa comunidad de voceros de medio pelo, falsos gurús, ninjas del social media, aceleradoras que desaceleran, venture capitalists que no saben que significa venture y mucho menos pronunciarlo,entrepeneurs de salón y parásitos subvencionados y de subvenciones.

Pero, por encima de todo, estamos en guerra con nosotros mismos. Por distraernos todos los días con lo que otros dicen, pero no hacen.  Por tener miedo de hacer lo que queremos hacer y por haber tardado un par de años en reunir el valor para hacerlo.

Por primera vez, uno de nuestros referentes, uno de nuestros ejemplos a seguir, alguien que lleva generando riqueza desde este país y para este país desde hace muchos años, nos ha confesado que se plantea dejar una España estropeada por unos y empeorada por otros. Esto nos ha abierto los ojos: estamos en guerra.

hemos decidido luchar.

Luchar de la única forma que sabemos: trabajando. Y no trabajando en cualquier cosa, sino en proyectos que nos permitan ganar terreno al enemigo, aumentando la productividad de nuestra gente o exportando fuera.

Nos da igual lo que digan las noticias, los periódicos, los telediarios, Standard & Poors y los blogs de expertos y agoreros. No leemos ninguno.

Programamos. Diseñamos. Trabajamos.

Todas las semanas contribuiremos a la lucha con un post, una utilidad web o un avance en nuestros proyectos.

Luchar hackeando el sistema. Un sistema donde no se puede entrar en política y alcanzar un puesto de decisión sin perder la inocencia por el camino y deber demasiados favores.

Participaremos en Abredatos este año. Porque no es una opción, es nuestra obligación como ciudadanos. Porque tenemos el conocimiento y la tecnología para hacerlo. Porque hay demasiados indultos del Gobierno y empresas públicas con Directores Generales puestos a dedo que nadie conoce.

España no son ellos, ni los seguidores de la doctrina del “que cada palo aguante su vela”, ni los Poceros, ni los que dicen que para hacer algo hay que irse a Silicon Valley, ni el que justifica el fraude o lo aplaude.

Nosotros creemos que nuestro país es otra cosa y lucharemos por recuperarlo. Sin chovinismo ni nacionalismo. Con humildad y respeto.

Somos parte de la resistencia. ¿Y tú?

Fuente: http://www.bonillaware.com/weareatwar